lunes. 10.05.2021 |
El tiempo
lunes. 10.05.2021
El tiempo

Doce buceadores estudian la biodiversidad del lago de As Pontes

Varios submarinistas al salir del lago. C. ARIAS
Varios submarinistas, al salir del lago. C.ARIAS
Realizaron vídeos y fotografías entre los 15 y los 20 metros de profundidad. Encontraron poca fauna, pero sí numerosa vegetación

Una docena de buceadores del C.A.S. Nautulis de Fene y el C.A.S. Nauga de A Coruña, ambos pertenecientes a la Federación Galega de Actividades Subacuáticas, se sumergieron el domingo en el lago de As Pontes para realizar un estudio de la biodiversidad de un espacio que todavía no alcanzó los diez años de historia. El lago artificial pontés, que ocupa el hueco que albergó la antigua mina de lignito local, comenzó a llenarse en enero de 2008 y finalizó en abril de 2012, cuando la lámina de agua alcanzó su punto de rebose, situado en los 332 metros sobre el nivel del mar.

"Ya estuve buceando en el lago otras veces e hicimos incluso algunas actividades con niños, lo conocía un poco pero el lago es inmenso", decía recién salido del agua David Deibe, campeón gallego de vídeo submarino, mientras explicaba que, pese a que en su caso no vio ningún animal durante la inmersión, sí mucha vegetación. "Por la zona en la que estuve hay varias especies de alga diferentes y vimos un bosque de antiguos toxos y xestas donde también hicimos fotos", explicó.

Igual que él, el resto de buceadores, que se quejaban del frío al salir –normalmente se habla de la buena temperatura del lago pero ayer los buceadores, que bajaron entre los 15 y los 20 metros de profundidad, hablaban de nueve grados bajo el agua– se encontraron muy poca fauna, pero sí numerosa vegetación, sobre todo algas.

"Pudimos contar cinco o seis especies diferentes de algas", decían Guillermo Díaz y Ramiro Tato, de la Red de Estaciones de Bioloxía de la Universidad de Santiago (USC), quienes destacaban "un sedimento totalmente diferente" en el lago y mucho más uniforme que en el mar.

No fue la única diferencia que señalaron los buceadores: "En el lago no hay corrientes y hay más claridad del agua, lo que da menos sensación de profundidad". Las dimensiones, una vez que uno está bajo el agua, tampoco impresionan, aseguraron buceadores acostumbrados al mar.

"Este lago es relativamente reciente, hay que darle tiempo a que empiecen a asentar las comunidades de fauna y flora", indicaron los miembros de la USC, que ahora pondrán en conjunto todas las imágenes captadas bajo el agua para el estudio de la biodiversidad.

El lago de As Pontes, con 547 hectómetros cúbicos de agua, tiene un perímetro de 17,5 kilómetros, con cinco de largo y 2,2 de ancho, y una profundidad que alcanza los 206 metros.

La jornada de este domingo, a la que también se sumó la concejala de turismo, Elena López, que se puso el equipo de submarinismo para ver el lago desde dentro, fue un primer contacto de lo que podrá ser una colaboración más amplia para seguir con el estudio de la flora y la fauna del lago.

Doce buceadores estudian la biodiversidad del lago de As Pontes
Comentarios