viernes. 24.01.2020 |
El tiempo
viernes. 24.01.2020
El tiempo

Los diez gobiernos que solo tienen que esperar a la investidura

El alcalde de Ribeira de Piquín fue el más votado de la provincia de Lugo, con un 85,58% de los votos. EP
El alcalde de Ribeira de Piquín fue el más votado de la provincia de Lugo, con un 85,58% de los votos. EP

El PSOE tiene mayoría absoluta en As Pontes, Ribeira de Piquín, Meira, Pol, Xermade y Guitiriz y el PP en Begonte, Castro de Rei, Cospeito y Abadín 

En diez concellos los más votados solo tienen que esperar a la investidura. El PP mantuvo cuatro mayorías absolutas y el PSOE revalidó cuatro y sumó dos más. 

"Siempre cuentas con ganar pero tienes la incertidumbre de si caló el mensaje y el trabajo, que es humilde y honrado", explicó Roberto García tras conseguir cinco escaños para "un gobierno más cómodo y con más estabilidad" para Xermade. "Seguiremos con toda responsabilidad y vamos a contar con la oposición", expresó el alcalde, que recordó que en Xermade, desde que empezó la democracia el PSOE gobernó por primera en 2015. 

Igual que en Ribeira de Piquín, donde uno de los alcaldes más jóvenes de la provincia se convirtió en el cabeza de lista más votado de Lugo. Roberto Fernández consiguió el 85,58% de los votos y seis de los siete escaños totales. "Sabiamos que podiamos subir, pero non tanto. Estivemos a punto de tocar a campá", bromeaba. Si el PP hubiera sacado ocho votos menos todo el pleno sería socialista. "Estamos moi contentos e ilusionados, é moi gratificante que a xente te apoie e avale así", expresó, y aseguró que los resultados se deben al trabajo "intenso e completo" de los últimos cuatro años. "Executamos o programa electoral ao 100%", dijo. 

La campanada la dieron en Guitiriz —el otro concello en sumar al PSOE una mayoría absoluta—. "No nos lo esperábamos para nada, quizás la posibilidad de sacar seis, pero siete no", decía Marisol Morandeira. "Empiezo a creérmelo ahora según pasan las horas", dijo, mientras matizaba que una mayoría absoluta en su estreno político "es una responsabilidad muy grande". "Es un orgullo que la gente haya confiado pero la respuesta tiene que estar a la altura de las expectativas", comentó. 

En Pol, Lino Rodríguez volvió a conseguir sus siete escaños. "A poboación diminúe pero seguimos subindo votos", expresó el acalde, que aseguró que el municipio pasó de ser un feudo del PP a votar mayoritariamente al PSOE, "un partido en auxe". "Hai vento de cola por iso, que nos chega, pero a xente que votou nas europeas deulle máis votos ao PP que nas municipais, porque nestas non se vota por ideoloxía e nós temos un equipo moi ‘majo’", dijo. 

Algo similar a lo que defendió Antonio de Dios en Meira tras revalidar la mayoría, que incidió en la importancia del equipo y no del cabeza de lista. "Yo soy nervioso pero estaba tranquilo, sé como respiran los vecinos, les ves las caras... son agradecidos y nos hicieron el mejor regalo que nos podían hacer", dijo, mientras reconoció que pese a no ser "meigo" se imaginaba el resultado. 

Y en As Pontes el PSOE consiguió otro hito. "Es la representación más alta en la provincia de A Coruña", destacó el regidor, Valentín González Formoso, después de lograr doce de los 17 escaños. "El apoyo es de un 65%, un 10% mayor, y eso nos hace trabajar con más compromiso y determinación", dijo. 

En las filas del PP también hubo mayorías absolutas, y holgadas. José Ulla, en Begonte, consiguió un concejal más —nueve en total—. "É un gran resultado froito da xestión, o traballo e a boa candidatura", dijo, "satisfeito" e "cunha gran responsabilidade" de contar con la confianza de tantos vecinos, muchos "votantes antes del PSOE".

Y José María López Rancaño, en Abadín, perdió uno, pero con siete sigue lejos de los cuatro que alcanzó el PSOE. "La valoración es muy positiva, que después de tantos años sigamos teniendo ese apoyo", dice un regidor que cumplirá 40 años como alcalde al finalizar el mandato. 

Castro de Rei y Cospeito, por su parte, mantuvieron el mismo número de ediles, seis y ocho respectivamente. "Nos quedamos a menos de 20 votos del siguiente escaño", destacó Armando Castosa, que habló de un resultado "fantástico" y agradeció el "apoyo masivo a los vecinos". "Teníamos una cierta seguridad pero hay muchos factores y siempre tienes un cierto respeto cuando ves la inercia a nivel general", dijo. 

Su compañero de filas, Francisco Balado, hizo hincapié también en "un contexto que no era muy favorable para el PP" y en el que subieron tres puntos en porcentaje de voto. "Esperaba sacar menos e incrementamos. Es una mayor satisfacción y aumenta el compromiso con el electorado", expresó. 

Los diez gobiernos que solo tienen que esperar a la investidura
Comentarios