Un día para los que quieren ser como Ícaro

El Criterium Aeronáutico, que organiza el Real Aeroclub de Lugo en Rozas, volvió a reunir a soñadores, aficionados a volar y profesionales. Este domingo continúa con vuelos acrobáticos y de introducción, saltos en paracaídas y exposiciones
Uno de los saltos en paracaídas. EP
photo_camera Uno de los saltos en paracaídas. EP

En Rozas cumplen sueños. Al menos los de aquellos que fantaseaban con mirar a vista de pájaro, atravesar nubes y no sentir el suelo. Esos son los que se dan cita este fin de semana en el XV Criterium Aeronáutico en las instalaciones del Real Aeroclub de Lugo, en Rozas.

Para Fran Abelleira, organizador, "ya no es mi segunda casa, es la primera", reconocía este sábado por la mañana, cuando los más madrugadores llegaban al aeródromo en busca de adrenalina. "A las 9.00 había ya diez para tirarse en paracaídas", dice, "porque el viernes hubo mala meteorología".

undefined
Preparativos para el vuelo acrobático del Extra 200. EP

Sin embargo, el tiempo este sábado respetó y en los cielos lucenses se vieron las piruetas de los aviones Extra 200 y Yak 52, bautismos aéreos y a decenas de paracaidistas, muchos novatos, que daban el salto de la mano de Sky Dive Maia.

Noelia Domínguez y Julio López, de Pontevedra y Ourense, respectivamente, supieron del Criterium por las redes y en Rozas se plantaron motivados por la ilusión de ella. "O máis difícil é cando abren a porta e o despegue da avioneta, pero cando xa o asimilas lévalo moito mellor", cuentan.

A 3.500 metros de altura, a los que se llega tras "20 o 25 minutos de ascenso", un paracaidista profesional guía el proceso. Primero caída libre, a unos 240 kilómetros por hora y durante 40 segundos; luego con el paracaídas abierto durante cuatro minutos, una experiencia, explica Abelleira, "incomparable; disfrutando de las vistas, sin el ruido del motor, solo el del viento... Es un paseo muy agradable".

Por ello gana adeptos y en esta edición optaron por disponer de dos aviones "por la fuerte demanda", añade Fran Abelleira, quien invita a acercarse a Rozas, para conocer lo que allí se hace o apuntarse a saltos o vuelos.

En el Criterium, que este sábado visitó el conselleiro de Economía, Francisco Conde, también se citan profesionales y aficionados al pilotaje. En vuelos acrobáticos o de introducción, cualquiera puede probar y por eso Abelleira destaca del evento que sea "participativo, todos pueden subirse a los aviones, no solo se ven en el cielo".

undefined
Un momento de la visita de Francisco Conde. EP

Juan Jesús Casal, de Ferrol, se subió este sábado al Extra 200 con Javier Aranduy, campeón de vuelo acrobático, a los mandos. "Ver Galicia del revés, cuando hace los "loopings", es impagable. Incluso me dejó pilotar", añadía un hombre que vino este sábado por primera vez al Criterium, evento al que la Diputación destina 10.000 euros y que cuenta con el apoyo de Agasint.

Aeronaves y aviones no tripulados del Inta, cuyos secretos desentrañan sus expertos; helicópteros de la Guardia Civil y la Policía Nacional, que explican los agentes, o "pedacitos de historia", como un helicóptero de 1949 y aviones de los 50 y 60, son otras de las propuestas que ofrece la cita.

El Criterium acogió este sábado la Vuelta Aérea a Galicia, con nueve tripulaciones y ganaron Manuel del Valle y Borja González

Vuelta a Galicia. Este sábado se celebró la XXXVII Vuelta Aérea a Galicia, Los premiados fueron Manuel del Valle y Borja González; Manuel Rey y Serafín Hermida; y Álvaro Deibe y Roberto Sedes quien llevó a nueve tripulaciones por espacios emblemáticos de la comunidad.

El diputado de Promoción Económica e Social, Pablo Rivera, participó en la entrega de premios junto al presidente del Real Aeroclub de Lugo, Luis Abelleira; la directora del Ciar, Neves Seoane; y el titular de la Federación Aeronáutica Gallega, Víctor Maiztegui.

Comentarios