sábado. 08.05.2021 |
El tiempo
sábado. 08.05.2021
El tiempo

Interceptado por exceso de velocidad un conductor en Rábade que tenía tres condenas

El vehículo interceptado. GUARDIA CIVIL
El vehículo interceptado. GUARDIA CIVIL
El individuo había sido sancionado anteriormente por circular sin permiso de conducción

La Guardia Civil ha interceptado el pasado día 23 un vehículo en Rábade que anteriormente había sido utilizado por un conductor que carecía de permiso de conducción, ya que circulaba a una velocidad "notoriamente superior a la máxima establecida", lo que propició su parada al objeto de identificación del conductor.

Según ha relatado el Instituto Armado, tras la identificación se pudo constatar que éste carecía del permiso de conducción y que ya había sido investigado por los mismos hechos anteriormente. Además, le figuraban tres condenas firmes por conducción sin tener el permiso.

Al analizar las causas concurrentes a los hechos investigados, la Benemérita apreció una multirreincidencia en la comisión de este tipo de delitos por parte del investigado, por lo que se procedió al comiso cautelar del vehículo, utilizado tanto en esta, como en ocasiones precedentes, y su puesta a disposición de la autoridad judicial.

La legislación vigente, recuerda la Guardia Civil, permite la intervención de los vehículos utilizados en la comisión de delitos contra la seguridad vial "cuando se observe multirreincidencia en la comisión delitos tipificados en los artículos 379 y 384" (excesos de velocidad, conducción bajo los efectos de alcohol o drogas y conducción sin permiso de con pérdida de puntos o privación judicial del mismo), añade, "e incluso con carácter excepcional en los supuestos de la comisión de un único delito cuando las tasas, influencia o exceso sea de extraordinaria gravedad y generadoras de un intenso peligro".

Asimismo, esta medida, añaden las mismas fuentes, "puede llevarse a cabo en aquellos casos de conducción manifiestamente temeraria, como las carreras ilegales".

La Guardia Civil recuerda que los agentes encargados de la vigilancia y control del tráfico "establecen una estrecha vigilancia a todos los conductores que por su habitualidad en el incumplimiento de las normas de tráfico ponen en alto riesgo la seguridad vial".

Asimismo, recuerda que además de las posibles sanciones económicas, este tipo de conductas "puede traer aparejado el ingreso a prisión, y además del comiso del vehículo (incluso aunque éstos no sean de titularidad del detenido)" tal y como establece el artículo 127 del Código Penal, en relación con el artículo 385 bis, "al considerar el vehículo a motor o ciclomotor utilizado instrumento del delito", matiza.

Interceptado por exceso de velocidad un conductor en Rábade que...
Comentarios