Declara en Vilalba la menor que denunció un intento de rapto

Pese a advertir de las amenazas que recibían por parte del clan acusado para que la joven no fuese al juzgado, la sesión transcurrió sin incidencias
Una de las mujeres, frente al juzgado de Vilalba. C.A.
photo_camera Una de las mujeres, frente al juzgado de Vilalba. C.A.

La menor de Vilalba que denunció un intento de secuestro en septiembre del año pasado por parte de un clan afincado en Rábade con el objetivo de casarla a la fuerza con un joven de la familia prestó declaración este martes en el juzgado de Instrucción de la capital chairega con total normalidad.

Después de que su familia, natural de Rumanía como los acusados, denunciase que tenían miedo porque sufrían amenazas para que la menor no se presentase en el juzgado y tras una primera cita cancelada -estaba prevista para el 24 de enero-, la joven dio su versión de los hechos frente a la jueza y los abogados de ambas partes.

La declaración, que arrancó pasadas las 13.30 horas y duró una media hora, transcurrió con total normalidad y no hubo incidencias ni dentro ni fuera del juzgado vilalbés.

"Teníamos miedo, mucho miedo, nos amenazaron, nos atacaron en casa y después en Lugo y no sabíamos lo qué podía pasar", indicó una familiar de la menor, que explicó que no volvieron a tener problemas entre las dos familias implicadas desde la última agresión ocurrida a principios de febrero en un centro comercial de la capital lucense.

Hay tres investigados por un delito de detención ilegal a una menor, dos hombres y una mujer. Los hechos se remontan a las fiestas de San Ramón del año pasado en Vilalba, cuando el clan de Rábade, supuestamente, intentó secuestrar a la joven, de 15 años, y la metió en una furgoneta de la que ella, por sus propios medios, consiguió escapar.

Tras el suceso, ella y su familia interpusieron la primera denuncia y a partir de ahí se intensificaron los enfrentamientos entre ambas familias, derivando en varias causas abiertas en distintos juzgados de la provincia.

El 28 de septiembre, tras una pelea cerca de Sober, se detuvo a dos personas, el padre y un tío de la menor de Vilalba, que están en la prisión de Bonxe. Además la Guardia Civil detuvo el 30 de enero a dos vecinos de Rábade, de 59 y 57 años, como supuestos autores de un delito de amenazas, lesiones y obstrucción a la Justicia.