Martes. 25.09.2018 |
El tiempo
Martes. 25.09.2018
El tiempo

De Santaballa a los años 20

Xosé Reigosa y Jaime Pardo, directores de la película 'A viaxe de Ruth', y una escena de la grabación, con la protagonista y su padre. C. ARIAS
Xosé Reigosa y Jaime Pardo, directores de la película 'A viaxe de Ruth', y una escena de la grabación, con la protagonista y su padre. C. ARIAS

Xosé Reigosa y Jaime Pardo graban una película sobre los viajes de la fotógrafa Ruth Matilda Anderson a Galicia y la parroquia vilalbesa es el escenario elegido como máquina del tiempo

La parroquia vilalbesa de Santaballa y el antiguo edificio de la escuela, reconvertido en museo de la emigración, es estos días la máquina del tiempo que permite a Xosé Reigosa y a Jaime Pardo Valdés dar un salto al pasado, concretamente a los años 20, para convertir en documental los pasos de la fotógrafa estadounidense Ruth Matilda Anderson.

"Su archivo fotográfico -con miles de imágenes- se considera el más importante que existe de la Galicia de las primeras décadas del siglo XX. Y es una fotografía que muestra mucho el lado humano de la gente. El encargo que ella tenía era ver el mundo rural, los oficios, la artesanía... algo que ya se estaba perdiendo", explican los directores de una película documental, A viaxe de Ruth, que esperan presentar después del verano.

Empezaron a trabajar hace años en un proyecto que hace el mismo viaje que hicieron la fotógrafa estadounidense (en la pantalla, Laura López) y su padre (Alfred en la vida real, Eladio Naseiro en la ficción) y que retoman ahora para cerrarlo y mostrarlo al público.

"Nos parece una historia súper interesante. La conocíamos por las exposiciones, teníamos el libro y nos había encantado, y nos basamos en el diario de su padre para realizar el trabajo", explican los responsables de este viaje audiovisual que incluye una doble perspectiva, la actual y la histórica, ya que servirá para dar a conocer el trabajo de Ruth Matilda Anderson, pero también para mostrar cómo era Galicia en los años 20 y cómo fue su evolución, comparando las fotos antiguas con las instantáneas actuales.

"Tecnicamente era moi boa, compoñía moi ben e buscaba o motivo, estudábao", indica Xosé Reigosa, mientras explica que todo el material acerca de los distintos viajes por Galicia ya se grabó y que lo que están rodando ahora son las diferentes recreaciones, la parte en la que Santaballa se convierte en máquina del tiempo.

"Ya había hecho un documental aquí. Nos gusta mucho", expresa Jaime Pardo, que explica que a cambio de poder grabar en el museo y en otras localizaciones y por toda la colaboración -participan más de 20 actores de la parroquia- el equipo aprovechará sus días en Santaballa para grabar un nuevo corto para la Liga Santaballesa sobre un emigrante que se fue a Cuba. Un trueque de servicios delante y detrás de las cámaras.

Este sábado y a lo largo de todo el domingo las cámaras estarán en Santaballa. La semana que viene, el 10 y el 11 de marzo, el equipo de la asociación cultural Dous Punto Oito, que cuenta con la colaboración de la Fundación TIC de la Diputación, se trasladará a Sarria y a Lugo, donde grabarán las últimas escenas. Después empezará el trabajo de montaje y producción para poder estrenar, como tienen previsto, después del verano.

De Santaballa a los años 20
Comentarios