miércoles. 08.07.2020 |
El tiempo
miércoles. 08.07.2020
El tiempo

El cura de Momán y Labrada toma medidas contra el coronavirus

El párroco Luis Rodríguez Patiño oficiando una misa reivindicativa en Momán. CRIS ARIAS
El párroco Luis Rodríguez Patiño oficiando una misa reivindicativa en Momán. CRIS ARIAS
El sacerdote Luis Ángel Rodríguez Patiño llama a repensar algunos actos litúrgicos de la Semana Santa y pedirá a sus feligreses "que el signo de la paz se haga con una mirada, echándose un beso, pero sin dar la mano"

La Liturgia de la Iglesia Católica también se ve afectada por el coronavirus. El cura de Momán (Xermade) y Labrada (Guitiriz), Luis Ángel Rodríguez Patiño, ha adoptado medidas preventivas para garantizar la salud de sus feligreses ante la eventual llegada de la epidemia a Galicia.

"Voy a pedir a mis feligreses que el signo de la paz se haga con una mirada, echándose un beso, pero sin dar la mano". Es una de las sugerencias del sacerdote ante la inminencia de la época de las primeras comuniones y la consecuente llegada de amigos y parientes de fuera de Galicia. "Si a esto añadimos las fiestas patronales, es mucha presencia de personas de distintas procedencias y países (Alemania, suiza, Inglaterra, Italia y de distintos puntos de España)", matiza.

Por otro lado, el religioso invita a pensar en los actos litúrgicos de la Semana Santa, y muy especialmente en los del Viernes Santo, cuando se lleva a cabo la adoración de la cruz y se le da a besar a los fieles como muestra de veneración. "Este beso a la cruz y el roe de pañuelos sobre la imagen del Señor, pienso que puede transmitir algo", reflexiona Rodríguez Patiño.

Por último, el cura de Momán y Labrada anuncia que recuperará como oficiante el lavado de manos en el Ofertorio, "e incluso algo a la hora de dar la Comunión". "Miedo no, prevención sí", concluye el sacerdote, que quiere así hacer también "una llamada de atención a la higiene que pueda afectar a los demás".

El cura de Momán y Labrada toma medidas contra el coronavirus
Comentarios