jueves. 02.04.2020 |
El tiempo
jueves. 02.04.2020
El tiempo

Cuando Eolo paga la factura

Un eólico en A Xestosa, en Muras. ANTONIO PEREIRAS
Un eólico en A Xestosa, en Muras. ANTONIO PEREIRAS
El Concello de Muras repartió 122.000 euros entre 2017 y 2018 en ayudas de la luz ►El plazo para pedir las de 2019 se amplía al día 13 y el importe máximo sube a 600 euros

En el pequeño concello de Muras, en plena Serra do Xistral, hay apenas dos vecinos por cada molino de viento —o medio éolico para cada habitante, si prefieren al revés— y desde hace años el Concello, que tiene el título de contar con el mayor número de aerogeneradores de Galicia, por delante de Abadín y As Pontes, está decidido a aprovecharlo.

El Concello de Muras puso en marcha hace tres años una línea de ayudas para sufragar parte de la factura de la luz de los vecinos y repartió unos 122.000 euros para costear las de 2017 y 2018.

En Muras hay 642 vecinos y en su territorio están instalados 20 parques y 381 molinos

"Estamos moi contentos, hai unha porcentaxe moi alta de veciños que solicitan a axuda e cumprimos algo que xa levabamos no noso programa electoral, que é que o que dan os parques eólicos revirta na veciñanza", explica el regidor de Muras, el nacionalista Manuel Requeijo, que indica que la convocatoria para solicitar la bonificación de 2019 se acaba de ampliar hasta el 13 de marzo.

"O prezo da luz é algo desorbitado e o vento é de todos, pero estase privatizando por lobbys. O noso obxectivo é darlle un pouco a volta e que a xente que vive a carón da terra tamén poida vivir disto", dice el alcalde, que habla de "outra maneira de facer as cousas".

En toda Galicia hay más de 4.000 aerogeneradores, repartidos en 160 parques por 106 concellos

Muras, por ser el concello con más eólicos de Galicia, también es el que más dinero recibe del Fondo de Compensación Ambiental que creó la Xunta en 2009 y que reparte entre seis y ocho millones, dependiendo del año, directamente entre los municipios con eólicos.

Las arcas municipales del concello chairego reciben una media de más de 500.000 euros cada año, a lo que hay que sumar la tributación local por los impuestos que se generan por la instalación de cada parque (el Icio y la tasa de licencia urbanística) y por el funcionamiento de los propios molinos (el Ibi y el IAE son impuestos anuales).

"Iso dános moita fortaleza, é un impacto económico importante para o concello", dice el regidor, que refuerza la idea de revertir los fondos en los vecinos. "En Muras non hai pobreza enerxética", asegura, e indica que para esta convocatoria de 2019 el tope de las ayudas, de 500 euros en las anteriores, se incrementó a los 600 euros. En los presupuestos de este año ya hay reservada una partida que ronda los 70.000 euros para esta línea de bonificaciones.

Cuando Eolo paga la factura
Comentarios