Cuando la comida no se tira: sostenibles

Eroski, Familia y tres pequeños comercios de As Pontes y Vilalba se suman a la guerra contra el desperdicio con Too Good to Go 
Verónica González y Lorena Yáñez, en la Carnicería O Barreiro, e n As Pontes. C.Arias
photo_camera Verónica González y Lorena Yáñez, en la Carnicería O Barreiro, e n As Pontes. C.Arias

La cesta de la compra por las nubes y una mayor conciencia global por cuidar el planeta y no desperdiciar recursos son la mezcla perfecta para que nuevas alternativas, como la propuesta por la aplicación Too Good to Go, triunfen. Y, pese a que lejos de las grandes ciudades su influencia es menor, quizás porque en el rural la sostenibilidad no es una moda nueva, la idea tiene sus seguidores. 

Too Good to Go es una aplicación móvil creada en 2016 en Dinamarca, cuando un grupo de amigos se hizo consciente de la cantidad de comida que se tiraba. Fue así como nació un enlace entre establecimientos —hay grandes superficies, supermercados, pequeños comercios y restaurantes— y consumidores para darle una salida a alimentos que, de no ser así, probablemente acabarían en la basura. Cada año se desperdician en el mundo 2.500 millones de toneladas de comida

La idea es ‘salvar’ packs de comida que son más difíciles de vender pero que están en buen estado y venderlos a un precio muy reducido. El consumidor compra y paga a través de la aplicación, pero lo hace a ciegas, el pack es sorpresa y con su código debe ir a recoger su pedido.  

La plataforma suma 7,1 millones de usuarios en el mundo y más de 20.000 negocios adscritos 

En Terra Chá y As Pontes, la plataforma cuenta con un público pequeño, pero en aumento —suma 7,1 millones de usuarios en el mundo— y cinco negocios adscritos —hay 20.015 a nivel global—. Eroski y la carnicería O Barreiro son las opciones en As Pontes y Familia, Cuarto e Metade y Pescazón en Vilalba. Los primeros están en el núcleo urbano y el tercero es un almacén de venta de pescado al por mayor de Distriz. 

"Entrei por unha promoción. Nós estamos a catro quilómetros de Vilalba pero estou sorprendido porque vén xente", dice José Fernández Cazón, que admite que aún está en periodo de pruebas.   

Cuarto e Metade (3)
Lucía Leal, de Cuarto e Metade. C.Arias

"Eu abrín a tenda en outubro de 2022. A plataforma xa a coñecía, aínda que nunca fora usuaria, e decidín facerme punto adscrito", dice Lucía Leal, de Cuarto e Metade, una tienda que vende producto fresco y a granel y defiende el consumo responsable. "Hai un motivo moral: evitar o desperdicio, aínda que prácticamente non tiraba nada porque reparto a amigos e familia, pero é unha maneira de que chegue a outra xente que ao mellor non podía pagar o produto ou si, pero que aposta pola sostibilidade", explica, y reconoce que además es otra manera de dar a conocer su tienda a más público. 

"A idea é evitar o desperdicio alimentario. Cando vexo que está preto da data de consumo preferente ou que está un pouco máis feo pero en perfecto estado, fago un lote e súboo á plataforma. Normalmente en prezo de venda ao público directo serían duns dez euros e a persoa paga 3,19", dice.

De esa cantidad, la app se queda con una parte y el negocio, que abona una cuota por inscribirse, recibe el resto."«Algo de cartos claro que perdemos, pero perderiamos máis se se acaba tirando", dice una comerciante que suele ofrecer un mínimo de dos lotes por semana con fruta, hortalizas, galletas... y una variedad de productos. 

"De momento levo 111 packs salvados e 277,5 quilos de CO₂ evitados", dice, y reconoce que aún falta mucho para superar prejuicios o reparos de consumidores y comerciantes. "Hai xente que repite pero sempre levo sorpresas con xente nova", asegura. 

Verónica González y Lorena Yáñez, en la Carnicería O Barreiro. C.Arias

En la carnicería O Barreiro también ofrecen este servicio desde que abrieron, en diciembre del año pasado. "Xa a coñeciamos e usabamola. Explorando a situación do pobo, que non hai case en ningunha, pensamos que facía falta. É positivo para nós, para non tirar comida e non perder tantos cartos. É como se o puxeses de oferta. Ademais tamén é unha forma de dar a coñecer a tenda. Pero sobre todo a aplicación tamén é importante para axudar a xente", dice Lorena Yáñez, responsable del negocio. 

"Decides o que queres facer, pero normalmente ofrecemos dous ou tres packs ao día. Sempre todo en fresco: carne, froita, charcutería... un variado co que polo menos poidas facer un plato de comida", explica. 

"A xente está moi contenta e animada. Compensa. E hai un perfil de usuario moi variado, dende rapaces a xente de 70 anos e de todo tipo de recursos", dice, mientras anima a la gente a no tener reparos y pedir el Too Good to Go. Sus packs, valorados en unos 15 euros en venta directa, se comercializan a 4,99 euros, y ya llevan salvados más de 260. 

Comentarios