domingo. 07.03.2021 |
El tiempo
domingo. 07.03.2021
El tiempo

El covid dispara la necesidad en muchas familias de la comarca chairega

Un pasillo del supermercado Mourla de As Pontes. C. ARIAS
Un pasillo del supermercado Mourla de As Pontes. C. ARIAS
Las delegaciones de Cáritas de Terra Chá, Meira y As Pontes, que atienden a 225 familias, advierten de que la crisis sanitaria incremente las dificultades económicas de muchos

La crisis del coronavirus no es solo sanitaria. El covid dispara la necesidad de ayudas y las delegaciones de Cáritas advierten de que se incrementan las dificultades económicas de muchas familias y que cada vez más se dirigen a ellos. Las cifras se elevan en las poblaciones más grandes y continúan estables en los municipios más pequeños, pero Cáritas ya atienda actualmente en Vilalba, As Pontes, Meira, Guitiriz y Castro de Rei a 225 familias.

En un momento complicado, en el que Cáritas tuvo que suspender algunas actividades y campañas, se vieron obligados a echar el cierre de todos los roperos —Guitiriz, Castro de Rei, Meira y As Pontes— por la incapacidad de higienizar las donaciones. Solo se abren en casos muy puntuales y no se recoge ropa —en As Pontes se deriva al contenedor ubicado frente a la iglesia del Poboado—.

"Estamos desbordados, mucha gente está perdiendo el empleo y hay una incertidumbre tremenda. Suben las demandas de forma exponencial y bajan las donaciones. Tenemos las manos vacías", dice Juan Pablo Alonso, de Vilalba, que indica que de 70 personas que atendían en 2020 suman 140. "Y el 80% es gente de aquí", dice.

Todos los roperos cerraron ante la incapacidad de higienizar las donaciones y se frenaron algunas campañas y actividades

"Hay que ver más allá de un paquete de garbanzos, la pobreza va más allá y la solidaridad no la estoy viendo, la gente está encerrada en sus casas y no se preocupa por los demás», apunta, y enumera pagos de alquileres, recibos, gastos inesperados como averías o la necesidad de tener el carné de conducir o disponer de tecnología.

La radiografía es similar en otros concellos. "Las peticiones de ayudas subieron, hay más gente con problemas para afrontar el pago de algunos recibos", indica Juan Pérez, de As Pontes, que explica que Cáritas, que ayuda aquí a 50 familias, reparte vales de alimentos, como Vilalba.

"Tenemos más solicitudes porque hay más gente sin trabajo y tienen que seguir pagando recibos", dice Miguel Asorey, de Meira. Allí atienden a 21 familias y realizan donaciones de alimentos todo el año. Para él, la solidaridad aumenta en momentos así.

En las Cáritas interparroquiales de Castro de Rei o Guitiriz la situación es menos dramática. "Seleccionamos moito e non notamos incremento", dicen en la primera, que ayuda económicamente a dos familias. "Este es un pueblo pequeño y seguimos con las familias de siempre", dicen en la segunda. Trabajan con doce familias y reparten vales de alimentos.

El covid dispara la necesidad en muchas familias de la comarca...
Comentarios