Miércoles. 26.09.2018 |
El tiempo
Miércoles. 26.09.2018
El tiempo

Una conductora recorre 20 kilómetros en sentido contrario en la AG-64

El vehículo inmovilizado en la rotonda de Grandisca. C.ARIAS
El vehículo inmovilizado en la rotonda de Grandisca. C.ARIAS

La mujer, natural de Cariño y de 57 años, estaba  desorientada ►Tráfico la interceptó cerca de Vilalba e inmovilizó el Vehículo

VILALBA. Una mujer, natural del concello coruñés de Cariño y de 57 años de edad, recorrió ayer al menos unos 20 kilómetros en sentido contrario por la AG-64 en dirección a Vilalba. Pero pese al susto de los conductores que se la cruzaron, no se produjo ningún incidente.

La mujer, que estaba completamente desorientada, podría haber accedido a la autovía Ferrol-Vilalba un poco antes de As Pontes, probablemente en la rotonda que una la AG-64 con la AC-564, aunque desde el Subsector de Tráfico de Lugo aseguraron que estaban investigando el punto concreto por el que entró.

La patrulla, a la que alertaron desde la central de emergencias del 112 Galicia, la interceptó alrededor de las 14.00 horas a apenas un kilómetro de la rotonda de Grandisca, ya en Vilalba, tras recorrer la autovía a su paso por As Pontes y el municipio de Xermade.

Concretamente a la altura de la parroquia xermadesa de Lousada fueron varios los conductores que se cruzaron con ella y alertaron al 112, que dio aviso a Tráfico.

Pese al susto de los otros conductores, pues iba por el carril de adelantamiento con los tres intermitentes, no hubo ningún incidente

«Vaya susto nos llevamos. Alucinamos al verla de frente. Iba por el carril de adelantamiento, con los cuatro intermitentes puestos y no muy despacio, la verdad», narraba una vecina de As Pontes que se cruzó a la mujer en dirección contraria.

«No pasó nada de casualidad, menos mal que no íbamos adelantando porque con todos los cambios de rasante que hay en la autovía ni la ves», decía, aún impactada con la imagen de ver a un coche de frente por la autovía.

Como ella, fueron muchos los que se cruzaron el vehículo, y algunos no se creían que finalmente recorriese al menos 20 kilómetros sin que se produjera ninguna incidencia. «Tuvo muchísima suerte», decía otra conductora.

La patrulla del subsector de Tráfico de Lugo, tras interceptarla, se hizo cargo del vehículo, que inmovilizó en la rotonda de Vilalba, a la espera de que algún familiar de la conductora se personara en el lugar para poder llevarse el coche, un Opel Zafira con matrícula 6695 GBK. La mujer, que se mostraba totalmente desorientada, no sabía explicar por dónde accedió a la autovía ni qué pasó, y los propios agentes la acompañaron al baño mientras esperaban a una sobrina.

La Guardia Civil recomienda en estos casos orillar y parar el vehículo y al resto de conductores alertar cuando antes a los cuerpos de emergencias para evitar posibles accidentes.

Una conductora recorre 20 kilómetros en sentido contrario en la AG-64