lunes. 12.04.2021 |
El tiempo
lunes. 12.04.2021
El tiempo

Condenado el exdueño de Artesanos de la Carne a pagar la deuda de la quiebra

Carne de vacuno en un matadero. AEP
Carne de vacuno en un matadero. AEP

El juzgado mercantil establece que tendrá que saldar el déficit concursal de la empresa de Castro hasta un máximo de tres millones

El juzgado mercantil de Lugo ha declarado culpable el concurso de acreedores de la sociedad Artesanos Gallegos de la Carne y ha condenado al que fuera su administrador a saldar el déficit que quede pendiente de la liquidación de los activos de la sala de despiece de Castro de Ribeiras de Lea hasta el límite de 3.009.551 euros.

En la sentencia, esta instancia condena también al exdueño de la empresa chairega a que durante cinco años no pueda administrar bienes ajenos ni representar a ninguna persona y a la pérdida de los derechos que pudiera ostentar como acreedor concursal.

Esta era la condena que solicitaba la administración concursal, a la que se adhirió el ministerio fiscal. El afectado podrá presentar un recurso de apelación contra este fallo ante la Audiencia Provincial de Lugo en el plazo de 20 días.

Pese a que cerró 2014 y 2015 con una deuda de 1,3 y 3,3 millones, respectivamente, la sociedad "no reacciona hasta febrero de 2016"

La administración concursal, con la que expresó su conformidad el ministerio fiscal, solicitó la calificación del concurso de acreedores como culpable debido a que consideraba que el administrador de la sociedad no presentó cuando debía el procedimiento, por lo que podía existir "dolo o culpa grave".

El afectado consideraba que la empresa "no se encontraba en situación de insolvencia para presentar el concurso", según recoge la sentencia.

Atribuyó esa situación de insolvencia a la fusión de Artesanos Gallegos de la Carne con otras dos empresas, lo que provocó que tuviese que "asumir el importante endeudamiento financiero que arrastraban las absorbidas, además de la imposibilidad que se sumó de cumplir los objetivos, tanto comerciales como financieros, proyectados para revertir la situación".

CUENTAS. La administración concursal argumentó que al cierre de 2014, en el que se produjo la fusión, la empresa ya se encontraba en "una situación de insolvencia", con un resultado negativo de más de 1,3 millones de euros, pero la sociedad "no adoptó las medidas legalmente exigibles como eran la presentación en ese momento de concurso de acreedores". La situación se agravó en los dos ejercicios siguientes. Artesanos Gallegos de la Carne cerró el año 2015 con un saldo negativo de más de 3,3 millones y 2016, con más de cinco millones.

La administración concursal recuerda que no fue el deudor el que presentó el concurso, sino que este fue declarado "a instancia de un acreedor en febrero de 2017".

Precisa que el deudor "tenía que tener conocimiento cabal de la situación de insolvencia el 31 de marzo de 2015, fecha que constituye el límite para la presentación de las cuentas anuales de 2014", Sin embargo, "hasta febrero de 2016 no reacciona más que para presentar comunicación de inicio de negociaciones para alcanzar un acuerdo con los acreedores".

El juzgado considera que "queda acreditada la culpa grave" del administrador de Artesanos Gallegos de la Carne por "haber incumplido el deber de solicitar el concurso dentro del plazo previsto por la ley".

Condenado el exdueño de Artesanos de la Carne a pagar la deuda de...
Comentarios