El Concello de Vilalba aplaude que se abran alternativas para el Villamartín

Ofrece "a máxima colaboración" a la nueva empresa para poner en valor un "símbolo" ▶ Rouco valora que el cambio de propietario pueda traer puestos de trabajo a la localidad
Estado actual del hotel Villamartín. C. ARIAS
photo_camera Estado actual del hotel Villamartín. C. ARIAS

El Concello de Vilalba aplaude que se abran alternativas para el hotel Villamartín, tras hacerse pública esta semana la compra del mítico establecimiento por la empresa Siana Invest, con sede en Guntín.

La regidora vilalbesa, Marta Rouco, aseguró este miércoles que el Concello ofrece "a máxima colaboración " a la nueva empresa propietaria de las instalaciones pero señaló que, pese a haberse reunido ya con el gerente de la firma, no es el Concello el que deba avanzar nada más acerca de un proyecto que corresponde a una iniciativa privada.

"O Concello presta a máxima colaboración a esta ou a outra empresa calquera que queira instalarse en Vilalba, e máis se iso redunda na creación de postos de traballo", destacó la alcaldesa de la capital chairega, que incidió en que aparte de la buena noticia que ya supone de por sí que se establezca un nuevo proyecto y que genere empleo, en este caso la satisfacción es mayor porque supone "rehabilitar unhas instalacións con moita historia en Vilalba". "Dá moita pena ver como se deteriora un símbolo, co que foi o Villamartín para Vilalba. E alegrámonos moito se isto supón a súa rehabilitación e con ela a rehabilitación desa zona", concluye.

El hotel Villamartín, ubicado en la Avenida Terra Chá, una de las principales arterias de la localidad, se asienta en una superficie de unos 8.000 metros cuadrados, que albergan el complejo hotelero, con más de 10.000 metros cuadrados construidos, y la discoteca Troco, que siempre se promocionó como la pista de baile más grande de Galicia.

El Villamartín, que llegó a ser uno de los hoteles más importantes de Lugo, donde era habitual que se concentrase el Deportivo o mostrase su músculo el PP gallego, cerró sus puertas en 2015 tras más de 30 años de actividad.

El gerente de la empresa que se hizo con las instalaciones hace más de un año continúa en silencio y sin avanzar nada acerca del futuro de este emblema chairego. Su relación con otro geriátrico —es dueño del de Guntín— lleva a pensar que el Villamartín podría convertirse en una residencia de mayores con el tiempo, algo que, por las reacciones a la noticia de la compra, tendría muy buena acogida en Vilalba.

Comentarios