viernes. 25.09.2020 |
El tiempo
viernes. 25.09.2020
El tiempo

El COE apoya a la Rfeta en el juzgado para dejar sin plaza olímpica a Miguel Alvariño

Miguel Alvariño. EP
Miguel Alvariño. EP
Señala que su clasificación es no nominativa, por lo que se debe adaptarse a las nuevas fechas de Tokio 2021

El Comité Olímpico Español ha avalado en el juzgado, a través de un informe firmado por su presidente, Alejandro Blanco, los criterios de la Real Federación Española de Tiro con Arco (Rfeta) para volver a dirimir la plaza que había otorgado al pontés Miguel Alvariño para los Juegos Olímpicos de Tokio, que se aplazaron a 2021.

La Rfeta y Alvariño se citaron este viernes en el juzgado de primera instancia número 12 de Madrid, donde el deportista solicitó la adopción de medidas cautelares para que se suspenda el acuerdo del órgano federativo de retirarle la plaza para Tokio.

Ese billete para los Juegos lo había ganado para España Pablo Acha el verano de 2019 y, posteriormente, Alvariño se lo adjudicó en los clasificatorios que organizó la Federación para la cita olímpica.

En la vista, la Federación aportó un informe del COE sobre la clasificación para los Juegos Olímpicos emitido "a petición" del órgano federativo "para aportarla en apoyo a su defensa en la demanda civil presentada por un deportista" de tiro con arco, según reza en el encabezamiento del texto al que ha tenido acceso Efe.

El escrito está firmado por el presidente del COE, Alejandro Blanco, el lunes de esta misma semana, a solo unos días de la vista.

Blanco recuerda que la Carta Olímpica establece que las Federaciones Nacionales efectuarán las recomendaciones de inscripción pertinentes a los Juegos en base a los criterios de clasificación de su Federación Internacional correspondiente.

El COE precisa que la Federación Internacional de Tiro con Arco determina que "las plazas de clasificación conseguidas por sus deportistas a título individual le corresponden de forma no nominativa a un deportista que determine el Comité Olímpico del país en cuestión, según criterios técnicos de la Federación Nacional".

También recuerda el Comité Olímpico Español que, como consecuencia de la posposición de los Juegos, la fecha límite para comunicar la lista de deportistas que se inscribirán para Tokio será el 5 de julio del próximo año.

Sostiene, además el COE que "todas las clasificaciones conseguidas hasta la fecha de forma nominativa se mantienen, pero las no nominativas", caso de la de Tiro con Arco, "deben adaptarse a las nuevas fechas de los Juegos, derivadas de su aplazamiento" y corresponde a la Federación Española.

El abogado de Alvariño, Miguel Juane, explicó a Efe tras la vista que le "sorprendió" que el presidente del COE emitiera "un informe en apoyo a la defensa de la Federación y en contra de un deportista".

La defensa del arquero pide que se respete el proceso de selección que se había establecido y su designación como deportista para los Juegos, mientras que la Federación considera que está en disposición de revocar la decisión de otorgarle la plaza para Tokio e iniciar un nuevo proceso clasificatorio.

La demanda fue presentada el pasado 25 de mayo, en estado de alarma, con carácter urgente y fue admitida a trámite un par de días después.

Alvariño se desplazó a Madrid por carretera de madrugada junto a su actual entrenador, Xaquín Mira, y su primer preparador, Manuel Buitrón.

Los dos técnicos iban a comparecer como testigos citados por la defensa del deportista, pero finalmente la jueza que lleva el caso no aceptó que declararan en la vista, al igual que el secretario de la Federación Española, que había sido citado por parte de ese organismo.

Sí prestaron declaración otros tres testigos de la Federación: el entrenador del equipo nacional absoluto de la comisión técnica, Elías Cuesta; el presidente de la comisión técnica y alta competición, Rubén Montes; y Almudena Gallardo, miembro de esa misma comisión.

Los tres explicaron que la decisión de poner de nuevo en juego la plaza que había sido otorgada a Alvariño se basó en una cuestión técnica y señalaron que ahora el proceso para sacar el billete para Tokio parte de cero.

En la vista, el arquero gallego, quien participó en los Juegos de Río 2016, no llegó a intervenir porque la defensa de la Federación Española no le interpeló y, en consecuencia, su abogado tampoco pudo hacerlo.

"Miguel salió con impotencia y frustración, porque su entorno no es el de los juicios", señaló el letrado del deportista, que espera la resolución del juzgado madrileño para determinar qué camino seguirá su demanda civil. 

El COE apoya a la Rfeta en el juzgado para dejar sin plaza olímpica...
Comentarios