miércoles. 28.10.2020 |
El tiempo
miércoles. 28.10.2020
El tiempo

Coche y peatón buscan su sitio en Vilalba

Uno de los técnicos contando flujos de peatones y vehículos en la Rúa da Pravia. EP
Uno de los técnicos contando flujos de peatones y vehículos en la Rúa da Pravia. EP
Arrancan los trabajos del Estudio de Movilidad y Espacio Público, un plan estratégico que pretende ser una hoja de ruta para definir los próximos diez años en la capital chairega

La capital chairega mira hacia sí misma a través de un Estudio de Movilidad y Espacio Público (Eme) que impulsa el Concello para definir cuál será el lugar de los peatones o los coches en un futuro cercano. Y estas son algunas de las claves de un plan estratégico que pretende ser una hoja de ruta para los próximos ocho o diez años. ¿Su objetivo? Plantear ideas, obras y acciones ordenadas ajustándose a una inversión razonable para reorganizar el ir y venir de Vilalba.

Trabajo a pie de calle

Tras los trabajos cartográficos y estadísticos iniciales, este viernes comenzaron las labores a pie de calle. Seis personas de la empresa Planificación TEC iniciaron las mediciones de flujos de peatones y coches y las de volumen de aparcamiento en Vilalba. Se realizaron en cinco horarios diferentes en los mismos puntos y se repetirán otros dos días, uno que sea fin de semana y otro que no haya mercado -este viernes lo había-. Con esas tres jornadas prevén tener un cálculo del 70% del casco urbano como muestra del total.

Más de 250 encuestas

A mayores de las mediciones se realizarán encuestas online -a través de www.cognitoforms.com/PlanificacionTEC/EMEVILALBA- hasta el día 19. A día de hoy ya se superaron las 255. "Cuantas más tengamos, mejor, pero la muestra ya es bastante buena, a partir de las 200 los resultados ya empiezan a ser sólidos para una población como Vilalba a nivel estadístico", dicen desde la empresa, pero indican que al ser a través de internet les faltan perfiles diferentes, como gente mayor, por lo que también harán encuestas en la calle. "Toda la gente tiene que estar representada", destacan.

Los plazos

Además de las mediciones y las encuestas, el estudio incluye sesiones participativas públicas y entrevistas con agentes clave (responsables de colegios, de centros de mayores, Policía Local...) que se encargan de gestionar la movilidad o de grupos con sensibilidades especiales, como los niños y los mayores. "La idea es que la parte analítica esté lista a finales de este año para en el primer trimestre del año que viene empezar a tener propuestas", dicen.

Las primeras conclusiones

Desde Planificación TEC explican que Vilalba tiene el comportamiento normal de una cabecera de comarca, con picos de tráfico de coches y peatones en las horas de entrada y salida de los colegios, un flujo importante de gente por la mañana asociado a las compras y una bajada del tráfico notable por las tardes que se ajusta a las necesidades que generaron la malla urbana desde su origen.

La lucha por el espacio

Como en muchas otras localidades, el 80% de la superficie en la calle es para los coches. "Hay una lucha por el espacio, el sitio para caminar, para aparcar... Y hay que repartir sin quitar accesibilidad", explican desde la empresa, al tiempo que indican que el objetivo es promover "estrategias de equilibrio". "Hay gente que quiere caminar más o moverse en bicicleta, la hostelería busca más espacio en la calle y el comercio se relaciona con la calle de otra forma diferente a como lo hacía antes. Hay que buscar más recorridos peatonales, accesibles y de calidad e incluir la movilidad ciclista en la malla urbana", dicen.

El aparcamiento

El estudio se plantea buscar nuevas bolsas de aparcamiento y reorganziar el que hay, con zonas gratis o reguladas según se necesite. "Vilalba en su conjunto tiene aparcamiento, hay sitios libres en muchas calles, pero no a lo mejor donde la gente quiere", indican.

Las principales carencias

La empresa que se encarga del estudio señala "carencias de espacio público de calidad": aceras no muy anchas, muchos pequeños errores de accesibilidad, una cantidad de tráfico alto y movimientos redundantes -un coche pasando varias veces por el mismo lugar lo que implica una búsqueda de aparcamiento-. "El objetivo es intentar simplificar y clarificar mucho como se va de A a B y que todos tengan opciones, sobre todo que aquel que esté dentro de Vilalba no tenga la necesidad de coger el coche, porque tenga circuitos cómodos, abrigados, seguros y legibles, y que el que entre tenga claro el recorrido", especifican desde la empresa.

Margen para el cambio

Los responsables del estudio aseguran que Vilalba ofrece "cierto margen" para hacer mejoras y "bastantes cosas de calado" sin tener que abrir nuevos viales. 2Hay muchos cruces con una geometría mala pero al tener una forma bastante radial existen alternativas y una malla urbana capaz de ofrecer opciones", dicen.

Coche y peatón buscan su sitio en Vilalba
Comentarios