jueves. 28.01.2021 |
El tiempo
jueves. 28.01.2021
El tiempo

A Chaira apuesta por favorecer la rehabilitación de la vivienda

Una de las aldeas incluidas en la nueva Ari de Guitiriz. C. PÉREZ
Una de las aldeas incluidas en la nueva Ari de Guitiriz. C. PÉREZ
La nueva Ari de Os Vilares y O Buriz, que acaba de ser aprobada por la Xunta, se suma a la de Vilalba. La de Castro de Rei será la próxima

El Área de Rehabilitación Integral de Os Vilares y O Buriz, en Guitiriz, acaba de convertirse en la duodécima municipal que el Instituto Galego de Vivenda e Solo reconoce en la provincia de Lugo, sumándose a las ya existentes en Chantada, Lourenzá, Mondoñedo, Monforte, Quiroga, Sarria, Sober, Ribadeo, Viveiro, Lugo y Vilalba.

El área guitiricense cuenta además con la particularidad de que está declarada en zona rural, comprendiendo diez núcleos de dos parroquias: Bustelo, Ventisca-A Graña, O Portelo, O Buriz, As Penas, Carelo y A Forxa, en O Buriz, y Casanova do Vilariño, Vilariño dos Cregos —donde está la casa natal del poeta Xosé María Díaz Castro—, Drada y As Reixas, en Os Vilares.

En total suma 93 viviendas, la mitad de ellas centenarias, que podrían optar a las ayudas que concenden el Estado y la Xunta, además de las antiguas escuelas de A Conchada y A Ventisca, las iglesias de San Pedro y San Vicenzo y la capilla de Vilariño.

El Concello de Guitiriz espera poder firmar el convenio y poner en marcha en 2021 la oficina de rehabilitación, para resolver dudas y tramitar las ayudas, un servicio con el que cuentan en Vilalba desde hace casi dos décadas.

Vilalba, que ya ha facilitado más de 230 proyectos, tiene abierto el plazo para pedir las ayudas del convenio 14 hasta el próximo seis de enero

El Ari del casco antiguo vilalbés, que comprende unas 7,8 hectáreas y más de 500 viviendas agrupadas en casi 400 edificios, se aprobó en el año 2000, empezó a funcionar en 2001 y ha desarrollado ya 14 convenios, que suman más de 230 proyectos de rehabilitación.

El convenio número 12, prorrogado, se cerrará este año con ocho solicitudes; el 13 está en ejecución, con decenas de proyectos, y el 14, firmado en octubre de 2019, está dotado con 1,2 millones —el Estado aporta el 38,3%, la Xunta el 3,75%, el Concello el 19,7% y los propietarios el resto— y prevé 40 rehabilitaciones. El plazo para presentar proyectos está abierto hasta el 6 de enero y por el momento hay seis solicitudes.

Y como no hay dos sin tres, Castro de Rei ya está a la espera de que el IGVS dé el visto bueno al Ari de su casco histórico, que comprende unas 70 casas. Además de las iniciativas particulares, el Concello ya ha avanzado que espera poder acondicionar espacios públicos — muros y aceras— e incluso adquirir alguna casa para rehabilitar.

A Chaira apuesta por favorecer la rehabilitación de la vivienda
Comentarios