sábado. 08.05.2021 |
El tiempo
sábado. 08.05.2021
El tiempo

Una caravana de vehículos rechaza en As Pontes los recortes en el convenio colectivo de Endesa

Caravana de vehículos en protesta por las modificaciones en el convenio colectivo de Endesa. EFE
Caravana de vehículos en protesta por las modificaciones en el convenio colectivo de Endesa. EFE
La protesta coincidió con la junta de accionistas de la empresa 

Unos cien vehículos han participado en el mediodía de este viernes en una caravana de automóviles que ha recorrido el casco urbano de As Pontes (A Coruña) para rechazar los recortes en el convenio colectivo de Endesa. En la protesta han estado presente tanto personal activo como pasivo, que han querido denunciar acto la eliminación de beneficios sociales que padecen ambos colectivos tras la firma del último convenio entre la empresa y el sindicato UGT. 

Los convocantes de esta protesta han sido los sindicatos CCOO, CIG, SIE y APREN, que han asegurado que con este nuevo documento regulador se ha eliminado la ayuda de estudios, además de las bonificaciones en el consumo eléctrico con las que han venido contando tanto los trabajadores en activo como los jubilados.

CONSEJO DE ADMINISTRACIÓN. Dicha protesta se ha desarrollado al mismo tiempo que se celebraba la junta de accionistas de Endesa. Allí, los participantes han hecho soñar la bocina de sus vehículos al unísono durante más de un minuto. La movilización ha partido cerca de las 12,30 horas desde el aparcamiento que hay delante de la Casa da Enerxía, en Perfolla. Ese será el lugar donde también finalizará una vez recorridos buena parte de las calles y avenidas de la localidad de As Pontes, donde la empresa tiene dos plantas de generación de electricidad, la central térmica y el ciclo combinado. 

Endesa dice que ni se va ni se desentiende de lugares que tuvo plantas carbón

El consejero delegado de Endesa, José Bogas, ha señalado este viernes, respecto al cierre de las centrales de carbón de la compañía, que "Endesa ni se va ni se desentiende de los lugares donde ha estado presente durante décadas y que son parte de nuestra historia". Durante su intervención en la junta de accionistas, ha dicho que siguen permaneciendo en esos sitios "con nuevas formas de trabajo, con un modelo sostenible en el tiempo y con un modelo de transición justa focalizado en no dejar a nadie atrás".

Ha explicado que en los próximos cinco años tienen previsto invertir más de 4.500 millones de euros en los emplazamientos en los que se cierran centrales de carbón para desarrollar nuevos proyectos renovables y proyectos de hidrógeno verde. Bogas ha dicho que en Andorra (Teruel), Endesa desarrollará 1.725 megavatios (MW) renovables con una inversión de 1.487 millones de euros que generarán 1.000 empleos al año durante los cuatro que dure la etapa de construcción.

En Compostilla, en León, contempla el desarrollo de 780 MW renovables con una inversión de 600 millones de euros, así como otros proyectos, y en As Pontes, en A Coruña, sustituir los 1.468 MW de la central por 1.505 MW renovables en el periodo 2020-2026, con una inversión de unos 1.580 millones de euros y la creación de unos 1.250 empleos directos de media al año en los seis de la fase de construcción. Endesa tiene tanto para Andorra como para Compostilla proyectos vinculados a hidrógeno verde, aunque el de As Pontes es el más avanzado de los 23 proyectos de este tipo que tiene previstos la compañía, y allí también ubicará el centro eólico de Endesa para la logística, operación y mantenimiento de todo su parque eólico en España.

El plan de Endesa para Litoral, en Almería, contempla la construcción de unos 1.520 MW de potencia solar y eólica, para lo que invertirá 1.200 millones de euros, mientras que en Alcudia (Mallorca) se está estudiando el desarrollo de hasta 73 MW solares en la zona de la central. Por otro lado, a preguntas de un accionista sobre las inversiones que hizo Endesa en las centrales de carbón que se han cerrado, el presidente no ejecutivo de Endesa, Juan Sánchez-Calero, ha dicho que se hicieron para ajustarse a la nueva directiva de emisiones y si no se hubieran hecho, se les hubiera revocado la autorización administrativa y Endesa habría pedido el emplazamiento. Ha explicado que fue en 2019, cuando cambiaron las condiciones de mercado por el precio de las materias primas y los derechos de CO2, cuando este tipo de centrales dejaron de ser competitivas y se decidió cerrarlas. 

POBREZA ENERGÉTICA. Durante la junta, el consejero delegado también se ha referido a la contribución de Endesa para que nadie se quedara atrás por la pandemia y ha recordado que en 2020 Endesa destinó 55 millones al bono social. Además, ha señalado que en 2020 y hasta marzo de este año Endesa ha atendido 170.273 peticiones de aplazamiento de pagos a 84.244 clientes vulnerables, y ha recordado que la compañía el 13 de marzo de 2020, un día antes de que se declarara el estado de alarma, paralizó toda actuación encaminada a suspender cualquier suministro de electricidad y/o gas por impago de facturas.

A preguntas de la Fundación Finanzas Éticas sobre los recobros de impagos por empresas contratadas por Endesa, ha dicho que tiene un sistema de control de los colaboradores externos, que si incumplen la normativa ética que se les impone, pueden sufrir penalizaciones. Ha admitido que puede haber algún incidente aislado, y en esos casos Endesa es la primera en denunciarlo ante el Ministerio Fiscal. 

Las inversiones de Endesa también han sido objeto de preguntas en la junta y Sánchez-Calero ha dicho que las inversiones no han disminuido respecto a 2005, sino que en términos homogéneos en el perímetro de España han aumentado de forma muy relevante desde entonces. Por su parte, Bogas ha defendido las inversiones en la red, cuestionadas por la Fundación Finanzas Éticas, y ha dicho que Endesa está acometiendo una profunda remodelación de las infraestructuras de distribución y en el Plan Estratégico 2021-2023 hay 2.600 millones de euros brutos para desarrollo, automatización y modernización de la red, un 30 % más que en el plan anterior y prevé reducir las interrupciones un 23 % y las pérdidas un 3 %.

Los cambios en las bonificaciones en la factura de la luz para los empleados de Endesa, así como para jubilados y familiares, también ha sido cuestionada por un accionista que ha criticado que el consejero delegado de Endesa les llamara insolidarios. El presidente de la compañía le ha contestado que Bogas, "en ningún caso, señaló que los trabajadores de Endesa fueran insolidarios o tuvieran privilegios", sino que en el marco de cualquier negociación "siempre existen algunos, los menos, que pretenden mantener situaciones beneficiosas particulares ignorando las condiciones cambiantes del mercado en el que realizan su trabajo los trabajadores de Endesa".

Una caravana de vehículos rechaza en As Pontes los recortes en el...
Comentarios