sábado. 11.07.2020 |
El tiempo
sábado. 11.07.2020
El tiempo

El Maño retoma su trigésima quinta peregrinación a Santiago de Compostela

Ángel Campos, en el tramo Sobrado-Arzúa de su 35ª peregrinación
Ángel Campos, en el tramo Sobrado-Arzúa de su 35ª peregrinación
El vilalbés Ángel Campos regresó a una ruta por tramos que inició a finales de 2019 y que se frenó por el coronavirus

Si había algo que pudiera frenar a Ángel Ramón Campos, conocido como El Maño, solo podía ser algún fenómeno de alcance mundial. La pandemia por el Covid-19 ha sido la que ha marcado los tiempos en la que pretende ser su trigésima quinta peregrinación a Santiago de Compostela, la cual acaba de retomar tras más de tres meses de estado de alarma.

Para este turolense de nacimiento y vilalbés de adopción, el Camino es ya una forma de vida. Deporte, creencias, valores y sentimientos se unen en él cada vez que coge la mochila y sale en busca de una nueva Compostelana. La número 35 no la olvidará.

Empezó esta peregrinación ya a finales del 2019, junto a un compañero de trabajo aprovechando días libres para hacerla por tramos. Abadín-Vilalba fue la primera etapa, a la que siguieron semanas después Vilalba-Miraz y Miraz-Sobrado, punto en el que el camino se interrumpió por la crisis sanitaria del coronavirus.

Un compás de espera en el que El Maño aprovechó para pintar su casa y la de sus suegros y matar el gusanillo de andar dando paseos en el terreno de su vivienda. "Parar no paré, en el sofá no estuve", dice entre risas alguien para el que caminar es casi como respirar: imprescindible.

Así, este pasado fin de semana El Maño pudo retomar su 35ª peregrinación, y lo hizo cubriendo el tramo entre Sobrado y Arzúa. "En mis 34 Caminos siempre me saludaron con un 'Buen camino' y esta fue la primera vez que me dijeron "¡Bienvenido peregrino!". Debíamos ser los primeros que veían en tres meses, o eso nos dijeron en Arzúa. Los vecinos están deseando que vuelvan ya los peregrinos", recuerda con ilusión.

La llegada a la Praza do Obradoiro aún no tiene fecha, ya que esperará a que en julio se abran oficialmente el Camino, los albergues y la oficina del peregrino. «Supongo que mientras no sea así no darán la Compostela, así que esperaremos. Si no, ya lo habríamos acabado cualquier día de estos», explica Campos.

Mientras espera que la situación se normalice en las vías xacobeas, El Maño ya sueña con sus siguientes rutas a Santiago. Una larga, que empezó en San Vicente de la Barquera y tiene pendiente desde Ribadesella, ya sabe que la dejará para 2021. Pero antes habrá otras: "De aquí al año que viene seguro que caen dos o tres. En cuanto se pueda, ya arranco".

El Maño retoma su trigésima quinta peregrinación a Santiago de...
Comentarios