miércoles. 19.01.2022 |
El tiempo
miércoles. 19.01.2022
El tiempo

La cadena Iberik Hoteles prevé abrir el Balneario de Guitiriz en el año 2023

Edificio principal del Balneario de Guitiriz, cerrado desde 2017. C. PÉREZ
La firma, de reciente creación y que ya gestiona en Lugo establecimientos en Triacastela y Pantón, eligió las emblemáticas instalaciones por su ubicación y sus muchas posibilidades

Tras la incertidumbre generada por la pandemia, que paralizó muchos proyectos, entre ellos el del resurgimiento del emblemático Balneario de Guitiriz, parece que nuevamente se ve la luz al final del túnel. Y la encargada de mantenerla encendida será la nueva cadena Iberik Hoteles, que incluso ya le ha puesto fecha a su reapertura, fijada para el primer trimestre del año 2023.

Los responsables de la firma hotelera, que echaba a andar a principios de este mismo año, confían en el potencial de las instalaciones, dada su ubicación estratégica, sus buenas comunicaciones y las posibilidades que ofrece. Cuenta con hotel, balneario y campo de golf, además de una amplia finca de unas 40 hectáreas, en la que incluso hay una pequeña mezquita construida durante la Guerra Civil -en esa época se usó el hotel como hospital-, ya que muchos de los combatientes eran musulmanes.

Si las gestiones marchan según lo previsto -aún queda algún trámite pendiente-, la idea de los nuevos propietarios es iniciar las obras a finales de este mismo año, con un ambicioso proyecto a través del que se prevé reformar por completo el hotel, que sumaba un centenar de habitaciones, además de cafetería y restaurante, distintas salas y espacios comunes, pero respetando la estructura original del histórico edificio.

La renovación incluye también revitalizar el campo de golf, que dispone de nueve hoyos y una casa club, y el propio balneario, ubicado en un inmueble de nueva construcción, con entrada independiente al hotel pero comunicado con este a través de una pasarela cubierta, y que contaba con piscina y distintas salas de tratamientos.

El nuevo balneario se habilitó en el marco del proyecto de reapertura de las instalaciones en 2003 -cerraron en 1972- junto al edificio original que alberga la Fonte de San Xoán -tiene también despacho médico y una capilla-, el manantial de augas mineromedicinales que dio pie hace más de cien años a poner en marcha un gran complejo que fue todo un referente, conocido como el Baden-Baden o Karlsbad gallego.

Ese viejo esplendor es el que espera recuperar ahora la nueva cadena propietaria, Iberik, que pese a su reciente creación, gestiona ya otros cuatro establecimientos hoteleros, dos de ellos balnearios. Así, en su portfolio figuran el Iberik Augas Santas Balneario & Golf de Pantón y el Iberik Rocallaura Balneari, ubicado en la localidad homónima de Lleida. A estos se unen otro hotel en Lugo, en pleno Camino de Santiago, el Iberik Triacastela, y un hotel urbano en Oviedo, el Iberik Santo Domingo Plaza Hotel.

Todos estos establecimientos, reabiertos bajo el sello de Iberik en los últimos meses, tienen en común que pertenecían al grupo Oca, al que también estaba previsto que se uniese el Balneario de Guitiriz, pero la pandemia paralizó su plan de rehabilitación antes incluso de iniciarlo y ahora será el nuevo grupo Iberik Hoteles el que asuma este ambicioso proyecto, tan esperado en Guitiriz.

Y es que el cierre del hotel en 2017, tras varios años de dificultades, supuso un duro golpe para el municipio, tanto a nivel económico como social. La incertidumbre sobre su futuro se prolongó durante varios años, salpicada además por polémicos robos, hasta que finalmente la empresa madrileña Foro de Formación y Ediciones SL lo adquirió a principios de 2020 por 4,5 millones de euros -la puja más alta registrada en el proceso abierto por el juzgado mercantil de Lugo- y posteriormente llegó a un acuerdo con Oca.

La cadena Iberik Hoteles prevé abrir el Balneario de Guitiriz en el...
Comentarios