lunes. 10.05.2021 |
El tiempo
lunes. 10.05.2021
El tiempo

El boom inmobiliario que se desinfla

undefined
Un cartel de 'Se vende' en As Pontes. M.MANCEBO
Las agencias de la comarca de Terra Chá y As Pontes, que recibieron decenas de solicitudes tras el confinamiento del pasado año, reconocen que ese interés no se materializó en ventas

El 15 de marzo de 2020, hace casi un año, dio comienzo un estricto confinamiento domiciliario provocado por el covid que dejó a cientos de familias encerradas entre cuatro paredes. Ese insólito hecho hizo que muchas se interesasen por buscar casa, un inmueble más confortable en el que afrontar otro hipotético encierro.

Sin embargo, ese boom inicial se desinfló poco a poco, tal y como reconocen las inmobiliarias de la comarca de Terra Chá y de As Pontes, que confirman que el interés no fue sinónimo de venta.

"La gente buscaba gangas y no las hay", dicen desde Atefyco Vilalba, confirmando que "sí que hubo mucho interés al principio, sobre todo de gente de fuera de Galicia". "En esta zona hay mucha casa para rehabilitar, pero las cosas se están poniendo feas, hay mucha gente en Erte y el banco solo concede el 80%", enumeran, motivos de sobra para que muchos se echasen atrás y no se materializasen las operaciones.

El precio actual de las viviendas y que la gran mayoría además requiere de una importante inversión para su reforma son las razones de Miragaya Gestión de Guitiriz para explicar por qué desapareció ese interés inicial que ellos también constataron "en el verano, cuando pasó mucha gente a preguntar", afirman, pero "poca a comprar".

La otra inmobiliaria de la capital chairega, J. Roca, defiende que sus cifras son muy similares a otros ejercicios, aunque reconoce que no hubo un repunte de las ventas. "El 2020 no fue un mal año", afirman, recalcando que lo que sí les condicionó fueron las limitaciones de movilidad por el covid. "Hubo muchas casas que no se pudieron enseñar", dicen.

Un problema al que también tuvo que hacer frente Galician Country Homes, de Rábade, que cuenta con numerosas viviendas y parcelas a la venta en Terra Chá. "Las restricciones complicaron nuestro trabajo. Al no poder moverse, hubo algunas ejecuciones de venta que quedaron paralizadas y se están retomando ahora", indican desde la inmobiliaria más optimista, en la que aseguran que además de verse incrementado el interés y el trabajo también "se notó en las ventas".

En el caso de As Pontes, el confinamiento animó a algunos vecinos a pasar de piso a casa dentro del municipio, "algo que no suele ocurrir", explican desde Nexonorte, una inmobiliaria que incrementó ligeramente las ventas, aunque además de verse afectada por la pandemia tuvo que hacer frente al anuncio del cierre de Endesa. 

En lo que sí coinciden todas las agencias es en que al conocerse ese boom inicial fueron muchos los que pusieron a la venta sus casas. Viviendas que todavía buscan nuevos dueños. 

El boom inmobiliario que se desinfla
Comentarios