martes. 18.01.2022 |
El tiempo
martes. 18.01.2022
El tiempo

La banda de música de Vilalba cumple 30 años con el inicio de un nuevo ciclo

César Concheiro se abraza a Daniel Veiga, simbolizando el traspaso de la batuta.
César Concheiro se abraza a Daniel Veiga, simbolizando el traspaso de la batuta.
La agrupación celebró sus tres décadas de vida con un concierto en el que César Concheiro traspasó la batuta de director a Daniel Veiga

El tradicional concierto de Santa Icía de la banda de música de Vilalba fue este año todavía más especial. Primero, porque fue la celebración oficial del trigésimo aniversario de la fundación de la entidad, pero también porque el cambio de década supone la llegada de un nuevo ciclo con una nueva persona al frente del cargo de director.

César Concheiro dejó ayer esta función en un acto emotivo y lleno de reconocimiento, como lo demostraron las palabras de Ramón Guntín, uno de los músicos fundadores y expresidente de la AC Banda de Vilalba, que hizo un repaso apoyado con fotografías de su etapa de 26 años en el cargo, o Alejandra Vázquez, actual presidenta, durante el traspaso de batuta simbólico al nuevo director, el vilalbés Daniel Veiga Roca.

Tras un concierto con dos actos en los que Concheiro y Veiga dirigieron una parte del repertorio elegido para esta ocasión y en el que intervinieron varios miembros de la banda, se procedió a la entrega de obsequios a los antiguos directores -Pepe Guntín, ya fallecido, y José Rodríguez Ramos- y al propio César Concheiro por su despedida.

Las sorpresas no se quedaron aquí, ya que la actuación se cerró al ritmo del pasodoble Manoliño, considerado por los integrantes de la banda como su "himno non oficial" y para cuya interpretación se unieron antiguos miembros para tocarlo todos juntos.

La celebración de las tres décadas de historia de la banda de música vilalbesa continuó con una cena de confraternidad en el Parador de la localidad a la que asistieron músicos, antiguos miembros y socios.

La banda de música de Vilalba cumple 30 años con el inicio de un...
Comentarios