jueves. 18.07.2019 |
El tiempo
jueves. 18.07.2019
El tiempo

La autopsia determina que Desirée murió asfixiada y presentaba restos de fármacos en sangre

La vivienda de Desireé, en Muimenta, y una imagen de la pequeña. EP
La vivienda de Desireé, en Muimenta, y una imagen de la pequeña. EP

Este miércoles se cumplieron dos meses del trágico suceso que conmocionó a Muimenta

La autopsia de la niña Desirée Leal, quien fue hallada muerta en la cama de la casa de su madre en Muimenta, concluye que la pequeña murió asfixiada por opresión contra boca y nariz de algún objeto aún por determinar que podría ser una almohada, en base a la sangre hallada en la misma, en la escena del presunto crimen.

Según han confirmado fuentes cercanas a la familia, que han tenido acceso a un informe provisional del forense, esta habría sido la causa de la muerte de la pequeña.

Además, en el cuerpo de Desiré se han encontrado sustancias que indican estaba siendo medicada, aunque su presencia no es suficiente como concluir que la pequeña falleciese a causa de un envenenamiento.

Este miércoles se cumplían dos meses del trágico suceso que conmocionó Muimenta el pasado 3 de mayo, cuando la pequeña Desireé, de siete años, fue encontrada muerta en su cama en la vivienda que compartía con su madre y su abuela.

Más de 60 días después del fatídico suceso, la principal sospechosa, su progenitora, Ana Sandamil, continúa en la unidad de custodia de presos del Hula, a la que fue trasladada desde el módulo de Psiquiatría después de negarse a declarar y a la espera de recibir el alta médica que la enviará a un centro penitenciario. Está acusada de un delito de asesinato u homicidio y, según fuentes cercanas, sigue en el hospital porque está siendo tratada de una patología.

La autopsia determina que Desirée murió asfixiada y presentaba...