Los atracadores de la oficina de Castro de Ribeiras de Lea se fueron del lugar sin botín

La caja fuerte resistió la explosión y frustró los planes de los asaltantes, según fuentes de la entidad bancaria 

Agentes en el lugar de los hechos. C. ARIAS
photo_camera Agentes en el lugar de los hechos. C. ARIAS

Una sucursal bancaria de Caixa Rural en Castro de Ribeiras de Lea fue asaltada por un grupo de ladrones que trataron de reventar con explosivos la caja fuerte, aunque sus planes se frustraron y se fueron del lugar sin botín. 

Así lo han indicado fuentes de la compañía titular de la sucursal consultadas por Europa Press, que limitan las pérdidas a los destrozos causados por la explosión, puesto que la deflagración no abrió la caja fuerte del cajero, lo que impidió que los ladrones se llevasen dinero. 

El episodio tuvo lugar en torno a las 04.15 horas de la madrugada en la oficina situada en el centro de la localidad. Los investigadores de las fuerzas del orden trabajan para esclarecer cuál ha sido el material usado en la explosión. 
 

La entidad bancaria ha informado que la oficina está cerrada para proceder a su reparación y poder reabrirla "en el menor plazo posible". 

El suceso es similar al ocurrido en el mes de mayo en A Pastoriza, donde los ladrones reventaron con explosivos una sucursal bancaria y consiguieron llevarse 30.000 euros. Aunque todavía es más reciente el destrozo de un cajero en Oza-Cesures este miércoles.