domingo. 29.05.2022 |
El tiempo
domingo. 29.05.2022
El tiempo

El arte de gestionar del miedo

José Rodríguez (centro), con su equipo en la escuela HKF de Ribadeume (As Pontes). EP
José Rodríguez (centro), con su equipo en la escuela HKF de Ribadeume (As Pontes). EP
La escuela HKF de As Pontes imparte clases de defensa personal y ofrece seminarios por toda Galicia basados en el sistema Krav Maga

Forma parte de los entrenamientos en agencias de seguridad, comandos antiterroristas o incluso el ejército, pero el Krav Maga es mucho más que una técnica de autodefensa, es una disciplina que fomenta el cuidado físico y mental y que desde hace años se imparte en As Pontes.

"Esta práctica desarrolla la personalidad, forja el carácter y contribuye a la autoconfianza", explica el pontés José Rodríguez Cope, dueño de la Escuela HKF de Ribadeume. En sus inicios el centro ofrecía un estilo propio de defensa personal, pero tras conocer en 2014 al instructor internacional Martín Luna incorporó la prestigiosa línea TML de Krav Maga.

En la actualidad hay una veintena de alumnos —principalmente de las fuerzas de seguridad del Estado— pero cada día son más las mujeres que se inscriben a unas clases con gran acogida que además ya han traspasado los límites de la escuela y se imparten en localidades de toda Galicia.

En esos seminarios suelen acudir madres e hijas que aprenden "técnicas sencillas y efectivas, pero sobre que la defensa personal no debe basarse sólo en aspectos físicos, también en aspectos psicológicos para saber cómo actuar, antes, durante y después de un intento de agresión, y como gestionar el miedo", dice el monitor, que confiesa que se sintió atraído por las artes marciales desde muy pequeño.

"En mi caso no fue por las películas de Bruce Lee como a la mayoría de los niños, a mí me impactó la disciplina y seguridad que trasmiten", añade el pontés, que logró su primer cinturón negro en 1994 y lleva más de 30 años practicando distintas artes marciales, al tiempo que confiesa que la Escuela HKF es su proyecto más personal.

"En el año 2007 me planteé rehabilitar unas antiguas edificaciones que mi abuelo tenía en Ribadeume y abrir allí un centro de entrenamiento particular, pero al irse incorporando alumnos en 2009 se convirtió en la Escuela de Defensa Personal y Policial HKF que es hoy en día", explica.

El pontés asegura que "por desgracia" la defensa personal está más de moda que nunca debido a "estos tiempos raros que vivimos en los que parece que una parte de la sociedad ha perdido los valores y se comporta peor que animales. Y ante esto la gente quiere estar segura y sentirse protegida!.

Así, Cope y su equipo se desplazan por toda Galicia —este mes a Boiro (12) y Ames (26) y en marzo a Melide (12) y en As Pontes (26)— para aportar su granito de arena en la lucha contra la violencia.

El arte de gestionar del miedo
Comentarios