jueves. 21.10.2021 |
El tiempo
jueves. 21.10.2021
El tiempo

Una apuesta por el cáñamo en As Pontes

undefined
Diana Dopico, en Green Soul, en As Pontes. C.ARIAS
La joven pontesa Diana Dopico abrió este verano Green Soul, la primera tienda del municipio que vende productos cosméticos, terapéuticos y textiles de esta planta 

Llevaba un tiempo dedicándose a hacer rastas, moviéndose de aquí para allá, mientras lo compaginaba con un trabajo de administración y dirección de empresas en As Pontes. Y la pandemia supuso un cambio de planes.

Pero lo que inicialmente fue una mala noticia, se quedó sin trabajo, se acabó convirtiendo en el espaldarazo para poner en marcha una alternativa a la que ella y su pareja llevaban tiempo dándole vueltas: una tienda de venta de productos derivados del cáñamo, un negocio en expansión, pero aún desconocido para muchos y único en As Pontes.

"Abrimos a finales de junio. Aquí no había nada de esto y teníamos ganas desde hacía tiempo", explica Diana Dopico, de 27 años, que reconoce que pese a que montar la tienda no supuso una gran inversión siempre "da miedo" empezar un negocio, y quizás más uno como el suyo.

El cáñamo y la marihuana son variedades de la misma planta, Cannabis Sativa, y la desinformación a veces hace mezclar ideas, aunque una es psicoactiva y el otro no.

"Nos preocupaba cómo iba a ser la reacción de la gente. Muchos no saben lo qué es el cáñamo", dice, pero aunque asegura que "hubo todo tipo de comentarios" e incluso algún momento casi cómico, la situación ya está normalizada. "Son productos naturales, veganos, que son muy buenos. Y están en auge. Las grandes marcas están sacando productos con semilla de cáñamo y nos están haciendo la publicidad", dice la joven.

En Green Soul, en la Avenida de La Habana, hay dos líneas de productos: los que contienen CBD, el cannabinoide predominante en el cáñamo, que tienen en antiinflamatorios, productos para relajación o contra dolores musculares, y los de aceite de semilla de cáñamo, para hidratación. Además, hay textiles realizados con fibra de cáñamo y aceites o inciensos.

Completa el negocio con las rastas, que continúa haciendo. "El verano y la Navidad son las mejores épocas, pero podemos tener una media de cinco personas al mes", la mayoría gente de fuera. Sus trabajos, cargados de paciencia y horas de trenzado con ganchillo, se pueden ver en el Facebook Danjah Dreads.

Una apuesta por el cáñamo en As Pontes