martes. 04.08.2020 |
El tiempo
martes. 04.08.2020
El tiempo

El alcalde xermadés vuelve a presidir la comunidad de montes de Lousada

Roberto García, alcalde de Xermade. AEP
Roberto García, alcalde de Xermade. AEP

En unas elecciones ajustadas, el regidor recuperó su puesto por tres votos, tras ser cesado en marzo

El alcalde de Xermade, Roberto García, recuperó la presidencia de la comunidad de montes de Lousada, de la que fue cesado a finales del mes de marzo tras una bronca asamblea en la que algunos de los socios criticaron duramente su gestión por falta de transparencia. En unas elecciones ajustadas, el regidor de Xermade consiguió este domingo los votos necesarios para volver al puesto. En concreto, fueron tres las papeletas que marcaron la diferencia y le devolvieron la presidencia, con 34 votos a favor de su candidatura y 31 de la otra que se presentó, con Alfonso Fernández al frente.

"Era una ingratitud que no pudiésemos seguir y el resultado de estas elecciones sirve para reconocer el trabajo de las juntas rectoras anteriores, que durante muchos tiempo presidió mi padre —estuvo durante más de dos décadas— y en las que yo también colaboré", expresó García, que se mostró contento con un resultado que, además, también sirve para "acallar críticas".

"Estoy contento poque me parecía una injusticia que por críticas infundadas la gente no me apoyara. No es incompatible ser alcalde y presidente de los comuneros, no consta en los estatutos, y yo no mezclo la política con la comunidad de montes", expresó el regidor xermadés, que quiso agradecer a los vecinos la confianza.

"Es mucha la responsabilidad, pero no les voy a fallar", apuntó, mientras hizo un repaso por la historia de un colectivo que suma 70 comuneros y más de 700 hectáreas de superficie. "La comunidad de montes generó un montón de dinero para la parroquia. Se arreglaron iglesias, cementerios, se pagó el teléfono a los comuneros, se financian todos los años las fiestas...", recuerda García.

"Estamos haciendo un plan de ordenación del monte y cuando esté se podrá empezar a cortar madera", dice el ahora sí presidente, mientras cifra en unos 700.000 euros los beneficios que se podrían sacar a día de hoy de la venta, y habla sobre el futuro y la necesidad de unir.

"Quiero hacer borrón y cuenta nueva. Vamos a contar con todos. Decían que no había transparencia y se vio en el recuento que sí que la hay", expresó.

Las intenciones del regidor, sin embargo, no calan entre los que votaron en contra, que siguen con una postura muy crítica. "Claro que segue sen haber transparencia. Non sabíamos a candidatura que levaba ata pouco antes das eleccións. Houbo votos que se levaron para a casa, os del traían papeletas nos petos e prohibíuselle a entrada a algunha xente e a outros non lles chegou a carta para poder votar», denunciaron desde la otra candidatura, que seguirá "facendo oposición", expresaron.

El regidor, por su parte, aseguró que un comunero puede delegar en otro a la hora de votar y defendió que todo fue 100% legal.

El alcalde xermadés vuelve a presidir la comunidad de montes de...
Comentarios