El alcalde de Vilalba: "Reponer el busto de Fraga era una obligación"

Agustín Baamonde. AEP

Agustín Baamonde explica que era una cuestión de "orgullo y dignidad"

Después de las críticas de los grupos de la oposición por el elevado coste que ha supuesto la reposición del busto de Manuel Fraga robado hace siete meses en la Alameda Basanta Olano, en pleno centro de Vilalba, el alcalde, el popular Agustín Baamonde, aseguró que colocar de nuevo la estatua en su emplazamiento original, donde ha permanecido desde el año 1970, era "una obligación".

Baamonde precisó que el Gobierno local de Vilalba estuvo "esperando un plazo más o menos razonable para ver si", al igual que había sucedido en otras ocasiones previas, las investigaciones de la Guardia Civil permitían localizar el busto original para colocarlo de nuevo en su sitio.

"No ocurrió así", lamentó en declaraciones a Efe, de modo que transcurrido "un tiempo notorio", el Gobierno local de Vilalba encargó una copia del busto original, cuya elaboración "no entrañaba mayor dificultad", dado que el Concello tenía en su poder el molde de la escultura colocada en 1970 en la Alameda Basanta Olano.

A su juicio, la reposición del busto del fundador del Partido Popular y expresidente de la Xunta de Galicia era "una obligación", una "cuestión de orgullo y dignidad".

Según el alcalde, si algún día hay que retirar el busto de Fraga de su actual emplazamiento, será por decisión del "pueblo de Vilalba", pero "no puede ser que unos violentos, energúmenos e intolerantes impongan su voluntad por la vía de los hechos".

"No íbamos a ceder al chantaje de aquellos que intentan imponer su opinión por la vía de la fuerza", zanjó.