Adrián Dopico saborea una temporada para el recuerdo

El piloto pontés se hizo con el título alevín en un campeonato Gallego que se decidió en la última prueba
El joven piloto pontés, con su trofeo de campeón gallego. EP
photo_camera El joven piloto pontés, con su trofeo de campeón gallego. EP

Acaba de cumplir diez años, pero ya antes de celebrarlos tuvo otra razón importante por la que festejar. Y es que el pontés Adrián Dopico aún está saboreando las mieles del éxito después de haberse proclamado campeón gallego de kárting en la categoría alevín, un título que aún sabe mejor después de una reñida y emocionante competición.

Pese a su corta edad, Adrián ya es un veterano conduciendo un kart, una experiencia en la que se inició en el 2017 con tan solo cinco años, siendo el piloto más joven del campeonato. Desde entonces, fue subiendo escalones hasta hacerse en 2022 con el título autonómico, en un campeonato que se decidió en la última de las seis pruebas que tuvo y que se disputó precisamente en el circuito de As Pontes.

"El título estaba entre los tres primeros de la general y se decidió al final. En As Pontes, Adrián quedó primero en la primera y en la segunda carrera y se proclamó campeón", explica su padre, Lolo Dopico, de quien sacó su afición por el mundo del motor.

Este era su segundo año compitiendo en la categoría alevín —el primero coincidió con la pandemia y apenas entrenó y compitió— y lo hizo solo en el campeonato Gallego "por tiempo y, sobre todo, por presupuesto", formando parte del equipo Squadra Racing de Rábade.

Adrián Dopico, en el podio en la última prueba en As Pontes. EP
Adrián Dopico, en el podio en la última prueba en As Pontes. EP

"Estamos muy contentos porque Adrián estuvo en todas las carreras entre los tres primeros y porque también fue muy bonito que el campeonato se decidiera al final. Y además en As Pontes, donde estuvo acompañado por la afición, compañeros de clase y familia", recuerda Lolo.

Para preparar esta temporada, el joven piloto pontés pudo entrenar en el circuito de su localidad. "Tuvimos la suerte de poder hacerlo, al estar federado y ser de As Pontes, y entrenamos mucho. Fines de semana, festivos... rodamos mucho y nos vino muy, muy bien", reconoce el padre de Adrián, agradecido por la colaboración y apoyo prestados por el Concello y por el club As Pontes Motorsport, que les ayudó con la gestión administrativa.

De cara a la próxima campaña, en la que le tocaría subir a la categoría mini y cambiar los motores del kart, todavía están sopesando qué hacer. "Es un gasto súper elevado. Nos da mucha pena plantearnos no competir, porque Adrián va bien, pero nos desanima el presupuesto, sobre todo teniendo en cuenta que es el primer año y le tocará pelear mucho", explica Lolo.

Aun así, el piloto pontés continúa entrenando con el motor de este año y prevé participar en dos o tres campeonatos sociales de invierno, ya en la categoría nueva, para ir probando. "Si no hemos comprado los nuevos motores, podemos alquilarlos y así podemos ver en qué lugar estamos para pensar si compensa correr el año que viene", concluye su padre.

Otro título en su trayectoria

Adrián Dopico empezó a correr en kart en 2017, con cinco años, siendo el piloto más joven del campeonato Gallego. Entonces quedó último, pero al año siguiente, ya en la categoría rookie, firmó un meritorio cuarto puesto. El 2019 fue todavía mejor, y el pontés se proclamó subcampeón gallego de esta categoría y se hizo también con el título en el campeonato de Castilla y León. Tras un año en stand by, llegó la pandemia y en 2022 retomó la competición.
 

Comentarios